sábado, 21 de febrero de 2015

Tontas

Sabed que:
Ni el amor.
Ni el sexo.
Ni el cariño.
Ni la maternidad.
Ni el miedo a quedarse sola.
Ni las ganas de compartir la vida.
Ni el querer formar parte del estúpido patriarcado.
Nada de eso, ni cualquier otra cosa, vale el precio que pagamos.
Porque nosotras, por conseguir lo que buscamos, somos capaces de entregar cualquier cosa a cambio y de buen grado. Nuestro espacio, nuestra integridad, nuestra libertad, nuestros sueños, nuestra propia familia, nuestras ideas, nuestro tiempo, nuestras costumbres, nuestros gustos, NOSOTRAS MISMAS ¡e incluso todo a la vez!
Y ellos, amigas mías, no se venden. NUNCA.
Y bien que hacen.

*perdón por generalizar, no lo volveré a hacer.. Rezaré tres avemarías y me pondré de cara a la pared. Ahora, no dejaré de creerlo. Como tampoco pienso volver a pagar por algo que tendría que ser gratis para todos. Punto.

5 comentarios:

  1. jajajaja... qué grande eres meri <3

    Parece ser que las mujeres estamos programadas cultural y biológicamente para amar, sostener, ayudar y consolar a los demás... y somos especialistas en olvidarnos de nosotras mismas.

    La responsabilidad ahora es nuestra… ¡el futuro será de las valientes!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si estoy programado, pero os juro que me esfuerzo...

      Eliminar
    2. jajajajaa... Robert... Ya sabes que soy muy fan tuya ;*

      Eliminar
  2. y yo me voy porque mi mundo me está llamando... <3

    ResponderEliminar