No hay amores (im)posibles.


Hay cobardes, heridas; hay malas costumbres, hay miedo. Hay poquísimas ganas, hay desilusiones y también desapegos. Hay errores, cansancio, olvidos, rutina.  Hay inicios bonitos, de película, intensos; que siempre se olvidan. Hay aburrimiento. Hay lenguas que hieren, hay balas perdidas, hay muchos descuidos y baja autoestima. También hay peleas, malentendidos, silencios, hay muchas mentiras y cientos de cuentos ¡Hay tanto orgullo, vergüenza y pena! No hay más que ombligos y, para estarlo mirando, sólo hay uno perfecto. 
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Ruby Sparks

Sátira genial de las relaciones de pareja y de la infinita estupidez humana. De cómo construimos un ideal de persona con quien nos gustaría compartir la vida, en vez de aceptar que no existe ninguna persona perfecta y entender que todo depende de las ganas que tenga uno mismo de compartir su vida. Y en esto, queridos míos, nos hemos equivocado (al menos una vez en la vida) TODOS.

Comentarios

  1. Los inicios bonitos no se olvidan nunca... quedan enterrados bajo todo eso que enumeras y que tanto duele*

    Suerte que tú y yo fuimos intrépidas y fugaces arqueólogas y sabemos reconocer la belleza en las ruinas <3

    me has hecho pensar en esta canción:
    Carla Morrison - Tu Orgullo
    http://www.youtube.com/watch?v=Jci6zqEeL2U

    ResponderEliminar
  2. Oh my godness!!! pero qué preciosidad de reflexión! *o*
    Eres capaz de hacer creer al más ateo del amor!!! jejejeje
    Lástima que no haya más arqueólogos intrépidos y fugaces por este mundo...

    ResponderEliminar
  3. no abandones tu fe, hija mía... los arqueólogos son gentes raras y escurridizas, yo una vez vi uno :*

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cuanto más vieja, más pelleja

Yo he escrito vivencias sexuales y sonaban así...