"Dos se juntan, pero no se mezclan. Dos se juntan, aunque forman una trinidad: tú, yo, y tú y yo. Dos en amor es para gozar, procurarse felicidad y cuidarse mutuamente. Sin dejar de ser ellos mismos. Es una experiencia única que permite un conocimiento profundo de uno mismo, a la vez que lo extirpa de su tendencia egocéntrica. Justamente lo que le faltó a Karenina. Solo se escuchó a sí misma. Quiso ver en su amado su propia pasión y quiso eternizarla. El amor auténtico, el amor duro, no se robustece de sensiblerías, sino de la alegría de saber que podemos contar con el otro, pase lo que pase. Es el amor de la reciprocidad, de la amistad y del ágape, de la ternura y de la compasión."
Xavier Guix, El síndrome de Anna Karenina, El país semanal, 2013

Comentarios

mareé ha dicho que…
debería tatuarmelo en la frente U.U
La petite Coco ha dicho que…
Ya somos dos.... :(
mareé ha dicho que…
tia, el sábado tenemos que hacer una cura de "tú y yo", y alimentar tu tú y mi yo... joder, que raro hablo :S