Capítulo 16. Sentirse a gusto.

Comiendo tus recetas. 
En un jacuzzi.
Perdiendo al ajedrez.
Desayunando al sol.
Conduciendo hacía al paraiso.
Hablando de cine, de arte, de exparejas...
¡teniendo ganas de conocerlas!
En pelotas en la naturaleza.
Practicando sexo al aire libre (o escandalizando a jovencitas).
Desayunando otra vez al sol.
Limpiando un apartamento.
Comiendo allioli.
Emocionándote al hablar de alguien que ya no está.
Teniendo conversaciones profundas y charlas vanales.
Siguiendo una lista.
Escuchando buena música de quien menos te lo esperas. 
Riéndote a carcajadas.
Tramando un rescate. 
De copiloto en tu propio coche.
En casa de unos amigos.
Mirando la ciudad de noche.
Encajado en un 206.
Incluso en silencio...

Todo depende de la compañía.


Tranquilo Jordi ¡Volveremos a por ti!

Comentarios