Pequeña crónica de un pequeño viaje III

Sitges

Baños de aire,
me han peinado el alma que tenía tan enredada.
He visto como un azul
hacía palidicer al mismísimo blanco. 

Baños de sol,
que curan la piel de tan ahogada enferma.
He descubierto que las olas
también se pueden romper y partirse en pedazos.

Baños de luz,
desperezan el ojo rendido a la penumbra 
He conocido una fuente
de la que brotan rallos en vez de agua.

Todabía tengo en la boca el mar
y la lengua salada.
Si me pudiese quedar con algo
me quedaría con el recó de la calma.

 Venia, com les papallones a la llum, 
i he caigut en el foc de l'amistat
Santiago Rusiñol
.

2 comentarios: