Te llevábamos dentro, muy dentro.

.
Entre 1894 y 1982 tú escribiste:
 "¿Potser és per això que jo no sóc d'aquest temps en que ja no hi ha lloc per a l'amor? Camarada, tenim moltes coses a fer i no hi ha temps per a l'amor"
Y en abril de 2010, cuando escribí:
Las distancias parecen acortarse y, sin embargo, las hacemos insalvables. Mientras tanto, el amor, la amistad, el deseo tienen mecha diminuta, se consumen al instante. ¡Nena! ¡no tengo todo el tiempo del mundo para ti! ¿no ves que no puedo dedicarte más que un segundo? (...) Será que nuestras definiciones de esto no coinciden, no encajan como tampoco encajan las atenciones que nos prestamos. (...) Y aunque no queramos renunciar a nada... hay demasiada abundancia para poder mimar algo cuando hay tan poco tiempo.
aún ni te conocía... Gala, te sigo ya antes de leerte y sólo nos separa el tiempo. Aunque tu tiempo y el mío no estén tan distantes. En mi tiempo, como en el tuyo, no hay tiempo.
.

2 comentarios:

  1. hay tiempo en función de las ganas, y yo ganas tengo muchaaaaaaaaaaaaaas! :)

    ResponderEliminar
  2. Lo se, de eso nunca nos ha sobrado a ninguna... :) Por eso Gala no se siente de su tiempo y las atenciones que yo he prestado nunca encajaban con las que me prestaban a mí... hasta ahora! >u<

    ResponderEliminar