Volver a perderme en ese paisaje verde, un poco miel, a veces gris, incluso azul, pero verde siempre...


 "... y sus ojos de color verde pálido eran ligeramente rasgados, como los de los asiáticos. (...) Posteriormente llegué a la conclusión de que aquel magnetismo, cuasi mágico tenía que ver con sus ojos. Cuando me miraba lo hacía directamente y sin la menor turbación, pero al mismo tiempo me era posible percibir su retraimiento y su ausencia."
Todo cuanto amé, Siri Hustvedt

Comentarios

  1. Tener a alguien que no mereces y esperar que nunca lo descubra,tiene suerte.

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA! Qué bueno! mi primer comentario crítico-destructivo!!!! yuuuujuuuuu!!!!!!!!! >u<

    ResponderEliminar

Publicar un comentario