jueves, 29 de septiembre de 2011

Hoy, triple ración 3

¿Recuerdas el textito corto que escribí sobre ti? Me arrepentí de haberlo escrito... me arrepentí de todo lo que te había regalado igual que me arrepentí de habérselo regalado a los demás. Porque pensaba que eras como todos ellos. Porque llegaste en el mejor momento y de la misma manera te fuiste. Hoy has vuelto y me has demostrado que estaba equivocada. Gracias. Hacía mucho que teníamos una conversación pendiente...


Hoy, triple ración 2

"La única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas" 
J. Kerouac.

Como no le puedo pedir permiso al gran Keruac para citarlo, se lo pido a ella, que es quien me da a conocer este maravilloso texto. Por descontado, me lo condece y además me regala estas palabras:
 "...de tant en tant (sovint, segons les èpoques) la torno a llegir per no despistar-me entre tanta grisor"

¿No es precioso?

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Hoy, triple ración 1

Con derecho a roce. Will Gluck, USA, 2011

Muy chorra, mismos tópicos y mismo final predecible de siempre, pero no se puede negar que tiene salidas muuuuuuuuy buenas. Vamos, que te meas de la risa.

Y todo eso
+
mucho folleteo por aquí y por allá
¿Qué más puede pedir un adolescente hormonado?

*Por cierto, no es por hacerme pesada, pero... póngase especial atención en la "extraña" similitud fácilmente apreciable entre la explosiva Mila Kunis, en pleno orgasmo, de esta imagen y mis queridas extasiadas de Bernini que puse hace unos días por aquí... ejem! Creo que ya no queda ninguna duda al respecto.

- ¿Por qué no hacen películas sobre lo que pasa después del gran beso?
- Las hacen, se llama "porno" 

domingo, 25 de septiembre de 2011

Otra vez metiéndome donde no me llaman

Me gustaría que no me importase tanto. Ser capaz de no preocuparme y dejar que la corriente me lleve río abajo. O que las cosas llegasen sólas sin haberlas buscado, como a tantos otros les ha pasado a diario. Me gustaría no tener que abrirme paso a codazos sin obtener nada a cambio. Poder sentirme realizada más que un instante, encontrar un callejón con salida, dejar de dar pasos en falso. O simplemente ser feliz siendo cajera de supermercado, olvidar todo lo que he aprendido, todo lo que he estudiado...
Me gustaría tanto...

"Es lo que pasa con todas las metas, que se nos van todas las fuerzas hablando de ellas"
Cherry, Planet Terror.

sábado, 10 de septiembre de 2011

"A muller e a sardinha, cuanto mais pequeniña, mais sabrosinha"

Cortesía de Manolo, del bar La Góndola