miércoles, 13 de julio de 2011

La besé en su boca, en el interior de su boca.
Era la primera vez que lo hacía.
Eché atrás la cabeza de Gala, tírandola del pelo y temblando, en una completa histeria, ordené: "¡Dime ahora lo que quieres que te haga, pero dímelo despacio, mirándome a los ojos, con las palabras más crudas, más ferozmente obscenas, que puedan hacernos sentir la mayor vergüenza!"
Entonces, Gala contestó: "Quiero que me rebientes".
Dalí

12 comentarios:

  1. M'agrada el teu blog :)
    Aquí tens una nova seguidora!

    ResponderEliminar
  2. Moltes gràcies!! Espero que et quedis per aquí prop ;)

    ResponderEliminar
  3. Nos dejas a media historia...

    ResponderEliminar
  4. jajaja! i no és més maco, així? deixa volar la teva imaginació... ^^

    ResponderEliminar
  5. L'he trobat...

    ... quede atónito y decepcionado al ver que me ofrecía mi propio sueño como regalo... ( Daaali)

    ResponderEliminar
  6. Va ser una casualitat veure la pel•lícula desprès que tu ho pengessis...

    ResponderEliminar
  7. Ara, també puc provar d'inventar-ho...

    ResponderEliminar
  8. La continuació, per fer-lo diferent, qu'en Dalí es decepciona de seguida...

    ResponderEliminar
  9. cómo decía Dalí, "la belleza será comestible o no será" :)

    ResponderEliminar