jueves, 30 de junio de 2011

"Quizá porque ella era menuda, con manitas de ramas y piernas finas y endebles, sentía debilidad por los hombres de elevada estatura. Cuando pensaba que podían volverse contra ella, y estrellarla contra la pared de una bofetada, la conciencia de su pequeñez, de su fragilidad de cáscara de huevo, le resultaba deliciosa..."
Melocotones Helados. Espido Freire

No hay comentarios:

Publicar un comentario