Gala

Y yo aquí siguiendo tus pasos... sin tan siquiera conocerlos...

Cuando llegaba el momento en que la pasión se acababa, ella se rompía, y buscaba a alguien que estuviera con ella, que la amara apasionadamente. Porque sabía que el amor se impacientaba. ¡No podía vivir sin el amor!

Al principio, estaba por completo metida en la pareja, en la pareja que ella forma. Luego ella se escapa en algunos momentos. Da la impresión que son momentos robados. Entonces, es quizá ella misma. Pero ¿como es ella? Esto es parte de su secreto. Ella se iba, pero se iba para volver. Para volver mejor armada, más fuerte, más amante, con este amor que había aconseguido en otra parte y que traía cerca de Salvador Dalí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario