- Todo está permitido...
- Pero oye, si es verdad lo que dices, ¿no tienes miedo por Emmanuelle?
- No, yo no me casé con ella para privarla de nada, ni para enjaularla.
- Te casaste con ella por su belleza, está claro.
- Nada de eso. Lo hice porque no conozco a nadie a quien le guste tanto hacer el amor, y que lo haga tan bien.
- ¿No temes que otros traten de aprovecharse?
- Sabes que no soy celoso. Los celos son un sentimiento a extinguir.

"Emmanuelle" Just Jaeckin

Comentarios

  1. Si todo el muindo lo tuviera tan claro las relaciones de pareja mejorarian un monton !
    en estas palabras esta la diferencia entre querer o poseer.(Estoy vivo...)

    ResponderEliminar
  2. ¡Estás vivo! y más elocuente que nunca por lo que veo... "La diferencia entre querer y poseer" qué gran verdad!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cuanto más vieja, más pelleja

Yo he escrito vivencias sexuales y sonaban así...