jueves, 30 de diciembre de 2010

Mester d'Amor

Si en saps el pler no estalviïs el bes 
que el goig d'amar no comporta mesura. 
Deixa't besar, i tu besa després 
que és sempre als llavis que l'amor perdura. 

No besis, no, com l'esclau i el creient, 
mes com vianant a la font regalada. 
Deixa't besar -sacrifici fervent- 
com més roent més fidel la besada. 

¿Què hauries fet si mories abans 
sense altre fruit que l'oreig en ta galta? 
Deixa't besar, i en el pit, a les mans, 
amant o amada -la copa ben alta. 

Quan besis, beu, curi el veire el temor: 
besa en el coll, la més bella contrada. 
Deixa't besar 
i si et quedava enyor 
besa de nou, que la vida és comptada.

Joan Salvat-Papasseit

lunes, 20 de diciembre de 2010

¡Oh seh nenaaaaaa!

Es la 01:00 am. tengo mucho sueño y mañana me esperan 25 monstruitos por clase deseosos de que me eslome la garganta a grito pelao para que se les rebaje el nivel hormonal, pero no me puedo ir a dormir sin antes hacer una pequeña aportación a las reflexiones que mi dulce naranjita hizo en su día sobre Avatar y que por supuestísimo son mucho más ocurrentes que la mía (para verlas aquí >> >>)

La he acabado de ver ahora mismo y así, sin tan siquiera dejarla reposar un tiempo prudencial, ni meditar más de 5 minutos sobre lo que voy a soltar, me atrevo a decir que:
La mejor escena es aquella en que la heroina le mete entre pecho y espalda una somanta flechas al "malo" para rescatar a su churri. Ya me estaba yo poniendo mala de ver al tipo llegar en plan "Holaaaa, soy el supermacho occidental que va a dirigir tus ejércitos asalvajados e incompetentes para que podais vivir en paz". Lo se, irritante hasta la médula, y sólo por eso ya se tendría que pasar de la peli para dedicarse a algo más productivo, como meterle mano al de al lado (o a ti mismo si la estás viendo sólo como es mi caso). Pero bueno, no está mal que luego el Cameron lo intente arreglar para que no sea el capullo de turno el que venga a salvar a la pobre muchachita alelada sino que se rescate ella solita y además tenga que ir a sacarle las castañas del fuego a él para que no lo dejen como un chipirón en escabeche. Que no por eso le vamos a dar las gracias al director ¡ni mucho menos! ¡haberlo hecho bien desde el principiooooo!
En fin, que ante el caracter de la tipa sólo basta decir:
¡¡¡¡OLEEE TUS OVARIOS BONITAAAA!!!!!

Sí, lo se, yo siempre con el apunte feminista. Que se le va a hacer...

Y nada más, sólo añadir el par de tonterías que ya dije en la anterior ocasión:
- A mí lo que más me desconcierta de las pelis en que salen extraterrestres es su forma antropomórfica... ¿Por que siempre se tienen que parecer a los humanos? joder, pensaba que ya habiamos superado eso de creernos el ombligo del universo!

- Y ¿cómo puede ser que, siendo la única especie terreste que nos morreemos en la boca, sea de lo más normal que los avatarienses (¿avatarianos?) se metan la lengua hasta la garganta? Que me parece genial que estos seres tan adorables con nariz de gatito sepan meter un buen lametazo, pero no se... me parece raro, no? Y hablando de todo esto, ¡qué avataroporno son las escenas en que enchufan la cola a cualquier cosa, no?! la gente se queja porque no meten un polvazo entre ellos, ¡¿pero para qué?! ¡yo ya me he puesto a mil sólo con ver como se acoplan con los "caballos", las "aguilas", los "árboles" y cualquier cosa que pillan!!!

domingo, 12 de diciembre de 2010

¿Quién teme al lobo feroz?

.
LOBO
(Del lat. lupus).
1. m. Mamífero carnicero de un metro aproximadamente desde el hocico hasta el nacimiento de la cola, y de seis a siete decímetros de altura hasta la cruz, pelaje de color gris oscuro, cabeza aguzada, orejas tiesas y cola larga con mucho pelo. Es animal salvaje, frecuente en España y dañino para el ganado.
2. m. coloq. Ur. Hombre sensualmente atractivo.
(Diccionario de la Real Academia Española)

Animales interesantes, sin duda. Travestidos incluso, les encanta disfrazarse, sobretodo con pieles de cordero. Estos son astutos y pueden parecer inofensivos, pero como se saquen el disfraz... ¡aaaaaay! ¡cómo se saquen el disfraz! ¡ya puedes echar a correr! a no ser que quieras arriesgarte a que te coman entera... Otros se hacen los fieros para asustar al ganado, gruñen y soplan, se hacen los fuertes, pero ¡vah! sólo pueden con las casas de paja y no asustan a nadie. Esos si que son bobos y encima resulta que se les acaba la fuerza en un santiamén.
Yo prefiero que me engañen para colarse en mi casa ¡Que me deboren salvajemente en la cama de mi propia abuela!
Me encanta jugar con fieras. Sobretodo con las que se hacen pasar por canes mansos...
Esos lobos son los que realmente cuesta olvidar.

sábado, 4 de diciembre de 2010

- Caperucita, caperucita, pero qué lengua más grande tienes ¿no?
- Sí lobito, es para lamerte mejor...

Brian M. Viveros