domingo, 24 de octubre de 2010

¡Un chiste, un chiste!

- Abuelita, abuelita, ¡qué ojos más grandes tienes!
- Sí cariño, son para verte mejor.
- Abuelita, abuelita, ¡qué orejas más grandes tienes!
- Uuuufffff..., sí Caperucita, sí, son para oirte mejor....
- Abuelita abuelita, ¡qué nariz más grande tienes!
- Que sí.... hijjjjja míaaaaa, que sí, que es para olerte mejor...
- Abuelita, abuelita, ¡qué boc...
- Pero a ver niña, ¿tú a qué coño has venido? ¿a criticarme o a traerme la puta merienda?

jueves, 21 de octubre de 2010

No te quiero en mi cama

Si mi piel, mi ropa y mis manos van a oler a nada al día siguiente...
Si prefieres huir al finisterre del colchón que apretarme los muslos...
Si al abrir los ojos me vas a enseñar la nuca y no tus ojos...
Si no va a recorrer mi estómago ningún animal por la mañana...

... mejor vete.

domingo, 17 de octubre de 2010

La flor, la serpiente y el interrogante.


Tras ver la mini-expo dedicada a Niki de Saint Phalle en un día de resaca, a última hora, después de haber pasado una buena noche y un día delirante en una situación en la que nunca me hubiese podido imaginar, me quedo con dos cosas:
- Una gran frase en la esquinita de un cuadro
- Las ganas de haber estado en Estocolmo en 1966 para poder penetrar ese coño gigante
Dos cosas que si las juntas, además, ganan muchísimo sentido.

Quería escribir algo sobre la exposición pero no se me ocurre gran cosa. Además, no entiendo del todo porqué se le llama feminista a la obra de esta tipa. Creo que me voy a comprar algún libro que me lo resuelva. Quizá la muestra, tan pequeñita como falta de discurso, no dé para decir nada. O quizá sean precisamente las ganas de querer saber más sobre la artista y su obra de lo que debería hablar. Porque que salgas de una expo aturdida y confusa no significa nada, ya que es necesario dejarla reposar para su digestión (y también puede deberse a que tus neuronas no estuviesen en condiciones de ese trabajo si la fuiste a ver un día de resaca). Pero que te siga llamando al día siguiente y te mueva a rebuscar eso sí es importante. La duda es buena, lo que no es bueno es que salgas igual que como has entrado.

A Niki de Saint Phalle hay que ir a verla así, en un día de resaca, a última hora, después de haber pasado una buena noche y un día delirante en una situación en la que nunca te hubieses podido imaginar. Me gustan esos días y la obra de esta artista. Ambos son enigmáticos, surrealistas, superficiales en la forma pero muy cálidos en el fondo.

domingo, 10 de octubre de 2010

Es la libertad lo que te hace fiel

... Huyen de los sentimientos vulgares y de toda idea de posesión del otro. Eluard se adscribe, y lo repite con frecuencia, a una fidelidad superior, esencial, que los asuntos del cuerpo no pueden poner en peligro. Todo gran amor roza la utopía...

Jean-Claude Carrière. "Cartas a Gala. 1924-1948"



martes, 5 de octubre de 2010

Más vale ciento en mano que pájaro volando

La venganza hace pupita...
¡Suerte que viniste tú a curarme las heridas! ¿O fue al revés? No se, pero, chato, has llegado en el mejor momento. Porque tú también haces daño, pero tus heridas son de guerra y esas son de las que molan, pues sólo duelen en el cuerpo. Así que: ¡a la batalla!!!! Una costilla más, una costilla menos tampoco importa tanto... Total, en comparación con tus labios, una costilla mía no vale un chavo. ¡No! ¡Que no sean los huesos los que nos impidan pasarlo bien! Si hace falta, me los quito.
Que a mí lo que me asusta no son los huesos, sino los cientos. Ya sabes, a veces son más seguros que algunos pájaros que no sabemos hacer nidos. Tú deberías cogerlos. Yo no consigo soltarlos, ni a los cientos, ni a ese pájaro. Aunque me gustaría...