jueves, 29 de abril de 2010

¡Gracias!

"Las cosas no son tan tangibles y expresables como se nos quiere hacer creer; la mayoría de los acontecimientos son indecibles"
J. M. Rilke (Cartas a un joven poeta)

Hemos ido al Parc Güell y al llegar a casa Él me dice que le he dejado vacío, del todo. Pero estoy segura de que miente. El cerebro alicatado hasta el techo con verdades como puños y las ideas más racionales que he escuchado nunca decir a un hombre. Eco en los huevos después de esta agradable siesta pero a full al instante. Y el corazón, aunque lo desmienta, lo tiene a rebosar... ¡cómo que soy la menda encargada de llenarlo!
Yo estoy seca para hablar de esto aunque, o precisamente "porque", es el vínculo más natural que he vivido hasta la fecha. No se le puede poner etiqueta ni descripción. Es como esas obras de arte que te encantan al verlas y cuando corres con los ojos hacia abajo para ver la cartela descubres un "Sin título. París, 1946". Te decepciona un poco no poder decir de que se trata, pero no por ello deja de gustarte. Es más divertido y enriquecedor que cada uno pueda hacer su propia interpretación.

Y, estando él vacío y yo seca, estamos mejor que nunca.


(Sí cariño, he vuelto a coger a Rilke, y esta vez con ganas de verdad, en el momento adecuado. ¿Es posible que cada carta esté esperando ahí, en el librito, para ser leía en el instante oportuno y así poder llegarte lo más hondo posible?)

2 comentarios:

  1. oh, a mi me sacó del agujero, este libro :) (bueno... y tú!!) ;D

    ResponderEliminar
  2. @.@ Y yo estoy FELIZ de haberos presentado. ¡Esto es un triángulo amoroso en toda regla, meri! Al final hicimos el trio, ¿ves? :)

    Perdona el retraso bonita :S Hoy he dormido 12 horas, necesitaba una cura de sueño...

    ResponderEliminar