Algunas impresiones sobre Capital City

Al estilo de Lady Cactus >>>

1. No es lo mismo callejear por Barcelona en minifalda que con un tejano o, al menos, eso es lo que opinan los transeuntes que se cruzan a tu lado por la calle.
2. Puedes llegar a hacerte un mapa mental de toda Barcelona tomando como única referencia el arte. Como uno de esos pasatiempos para niños que consiste en unir los puntos numerados para poder ver el dibujo final que ya podías intuir fácilmente antes de enlazarlos.
3. Buscar curro en Barna es más lento y cansado de lo que puede llegar a imaginarse una a priori. Patearse el c/ Muntaner del 100 hasta el 500 y no encontrar lo que buscabas al llegar allí puede levantar ampollas, y no sólo en los pies.
4. Para teletransportase no es necesario apretar el culito y saltar como en París, pero tienes que prepararte para ser enlatada como una anchoa en depende que horas del día.
5. En Barna todo sucede con total natualidad, no es necesario decir gracias y puedes encontrar un hogar donde menos lo esperabas.
6. Es peligroso ponerse Metallica a todo trapo en la estación de tren, mientras lees a Maria Llopis... "Tienes que estar enamorada para hacerlo bien de verdad, hablo de esas mamadas apoteósicas, en las que quieres tragártelo a él entero" (una heroina nueva por cierto) y, al mismo tiempo, recibes atónita un gran mensaje al móvil, porque los trenes pasan a tu lado y tú ni te enteras.
7. En Barcelona se puede llegar a cambiar de estación del año con una buena hoguera. Empezar una nueva primavera que será quizás más fría que el invierno pero, sin lugar a dudas, más fértil y exuberante.

1 comentario:

  1. jajajaja... veo que lo te teletransportase ha dejado huella xDDDD ay mi niñaaaa... cuánto te voy a extrañar :(

    ResponderEliminar