Entradas

Mostrando entradas de 2009

Reflexión (2a parte)

Imagen
I've tasted blood and I want more
Esa princesa que creían dormidita bajo sus sábanas se ha dado la vuelta para enseñarles la cara de rimel corrido y labios rojo putón. ¡Vaya! ¡si resulta que no era una virgen casta sino una peazo de zorra!!!

Los hombres-macho estan acojonados, y nunca mejor dicho. Ahora sí que sí el hetero-patriarcado está en crisis (¡no iba a ser menos que la economía!). Y aunque al género y al sexo aún les falte un herbor para salirse de la olla, la monogamía ya está al dente para que nos la podamos comer con patatas.
Los hombres-macho van a tener que hacerse a la idea del cambio si quieren sobrevivir. Ya hace mucho que las hembras aprendieron a divertirse saltando de cama en cama sin importarles la etiqueta que les iban a colgar. Y ahora han dado otro pasito... No, no les molesta que sean ellos ahora los que las quieran vestir de blanco, pero ya no quieren conformarse con los arrumacos de sofá. Quieren más. Lo quieren todo. Así que no cunda el pánico. Que n…

El amor es para valientes!

Imagen

Lo quiero todo y aun así no me pienso conformar

Pues a mí lo que realmente me agita el corazón es la vida misma. Resulta que si haces lo que te da la real gana en cada momento ocurre que la vida va dándose la vuelta una y otra vez. Hoy te la habías construido de una manera y al minuto siguiente, ¡oh! !se ha convertido en una cosa totalmente distinta! Se disloca, se agita. Y no veas lo divertido que es...
Y a pesar de todo, está bien que algo se conserve. Que haga nuevas amigas, tan grandes que hasta me propongan hacer trios con su novio, necesito que ella no se vaya porque sus invitaciones no contendrán sexo pero son las más orgásmicas. Y a pesar de que quiera trabajar en una gran urbe me niego a abandonar esta ciudad ya que es la más bonita que he visto en el mundo...

Oye, que las cosas no tienen porqué ser blancas o negras, también las hay de color gris.

Monopolígama

Es la tercera noche que sueño con lo mismo. La tercera mañana que me paso hasta las tantas remoloneando en la cama para evitar despertarme. Dormir está siendo últimamente un placer delicioso... El Dios del sexo ha vuelto y me atormenta más que nunca.


Por el nombre se empieza.

Siempre empiezo por el nombre, no puedo evitarlo. Pero ¿a caso no empezamos todos siempre por el nombre? Es lo primero que decimos cuando nos presentamos, y es lo primero que hemos escrito todos al empezar un blog, no? Es mi puta manía de explicarlo todo lo que me hace empezar por el nombre.
La construcción de género empieza por el nombre. Tus padres te eligen uno en función de tu sexo y éste es el que te va a definir toda tu vida. Hombre! no es lo mismo ser una lola que ser un coco. Porque hay muchos tipos de lolas y de cocos, pero lo que no se puede discutir es su género!
A mí de pequeña me llamaban coco de lo pequeña que era. Y se referían a mí en masculino: el coco. Y es curioso que lo hicieran porque mi nombre real es insultantemente femenino. Pero bueno, el acto en sí era carente de toda lógica porque el apodo iba acompañado de una cancioncilla macabra en la que la violencia de género llegaba a límites insospechados...
Luego llegaron Lola Flores y Coco Chanel, que no son mis her…